Corazón de Muñeca



Buscaste en mi una princesa, pero solo soy una muñeca,
no bailo ni canto, pero escucho cada una de tus letras,
aquellas tan dulces y serena que aceleran mi condena.

Tus palabras comienzan a engatusarme,
rodeándome como a una gacela,
intentando llegar y causarme una pena.

Corro con fuerza, enredándome en la maleza,
rompiendo las telas de mis trajes de seda,
descubriendo la piel que tanto anhelas.

Tus pisadas son fuertes como las de un verdugo,
acercándose con su hacha para abrirme las venas.

La sonrisa en tu rostro muestra tu ego crecido
al ver a mi corazón partido.
palabras dulces que solo envenenan,
llevándome a ser solo una nena.

Ya no eres un ángel, solo eres un alma en pena,
que busca vida en esta mujer morena,
quien te dio su alma y sonrisas,
y tu solo dejaste cadenas.

No quiero decir amor, ni sentir este dolor,
pero mi corazón aún late por el caballero andante,
con sus ojos oscuros y voz galante,
y aquella sonrisa de un gran amante.

Huye corazón, él no es tu Romeo,
solo es un idiota con un título feo,
que se cree tu dueño por regalarle tus sueños.

Ariane D'Angelo

You May Also Like

0 comentarios