Adelanto Juego de Poder V. II

by - 21:08

Prólogo



En los últimos tres años Holly había cambiado al igual que su mundo lo había hecho, ella maduró, o al menos es lo que le gustaba pensar, se mudó unos meses después de haber firmado el divorcio e intentaba mantenerse ocupada, que no se le acelerase el corazón cada vez que escuchaba unos pasos detrás suyo; hace tiempo había permitido que la esperanza muriera, aún intentaba borrarlo completamente de su mente, olvidar lo que su Amo había significado para ella. 

—¿Aún estás despierta? —escuchó la voz de Lara seguida del cerrar de la puerta. 

—Como siempre —respondió sentándose del sofá donde se había acostado. 

—No lo comprendo, antes amabas dormir, ahora casi no lo haces —Holly sonrió y puso de pie, quitándole las bolsas de la cafetería, ayudándole a sentarse. 

—No es lo mismo dormir sola —respondió acariciando el vientre abultado de su mejor amiga—, ahora Jack el destripador podría venir y llevarme si duermo demasiado —se enfrentó con la mirada enojada de Lara. 

—No es gracioso, Holly —ella le sonrió. 

—Solo ponía un ejemplo. No lo sé, le perdí el amor por dormir —Lara extendió la mano y tocó sus ojeras. 

—Vas a enfermar —Holly se encogió de hombros y comenzó a sacar su café y el té de Lara seguido de rollos de canela. Suspiró. 

—No lo haré, llevo tres años durmiendo tres horas diarias, además, una vez al mes duermo un día entero. 

—Sabes que no es normal —le sonrió y mordió el rollo de canela, evitando responder. 

Era consciente que dormir tres horas al día y despertar por cualquier ruido no era normal, pero, todavía dolía acostarse y ver el otro lado de la cama vacío, cada vez que se acostaba con la oscuridad abrazándole, el dios del sueño se alejaba de ella manteniéndola dando vueltas con los recuerdos llenando su mente, muchas veces atormentándole con pesadillas, por lo que se permitía meterse a la cama o acostarse en el sofá cuando su cuerpo ya no podía más, por lo particular con las manos manchadas de pintura, cuando despertaba guardaba el lienzo en el que perdía el tiempo y se iba al primer trabajo de mesera para al mediodía dirigirse a la tienda de fotografía haciendo sesiones de fotos a bebés, mujeres embarazadas y cualquier tipo de sesiones, incluso había realizado una en el calabozo que Douglas solía administrar; al principio le tomó por sorpresa, pero el hombre que se presentó como Benjamin dijo ser el nuevo administrador, por lo que la ligera esperanza que había comenzado a aparecer desapareció con rapidez. 

—¿Holly? —escuchó su nombre ser pronunciado por una voz femenina, una que conocía muy bien. Dejó su posición acuclillada y volteó a mirar a Izz que le sonrió, mostrándole que se alegraba de verle. 

—Hola —respondió dejando que la cámara colgara de su cuello, mirando a la pelirroja desde sus zapatos de tacón de aguja negros hasta el vestido rojo que se amoldaba a su figura, notando que su pantalón de vestir y blusa de tirantes azul desentonaba mucho en el lugar. 

—¿Qué haces aquí? —ella le sonrió y levantó la cámara—. Creí que habías venido con alguien —incomoda le sonrió y negó. 

—Aún no. Quizá encuentre uno aquí —Izz negó y se mordió la lengua. 

—No debería decírtelo, pero si lo haces, si encuentras alguien aquí, realmente lo lastimarías —obviando el tema levantó la cámara y la retrató usando aquel hermoso antifaz. 

—Debo seguir trabajando, espero poder hablar contigo en cualquier otro momento. 

No esperó respuesta, le dio la espalda y se dirigió a otra sección del lugar. 

Un par de horas después se encontró nuevamente con Benjamin quien le sonrió y ella se mordió el labio inferior intentando flirtear. 

—¿Podemos ir arriba? —preguntó sonriéndole tímidamente a Benjamin—, sé que se supone que se debe esperar ser cazada y todo eso, pero no estoy para esperar tanto. ¿Quieres follar conmigo? —Benjamin rió y frotó su barba tipo candado. 

—Me gusta tu honestidad —él le tomó la mano y guió escaleras arriba, a una de las habitaciones privadas. 

Cuando la puerta se cerró Benjamin le miró de pies a cabeza, centrándose en la muñequera de cuero negro que utilizaba para esconder el tatuaje. 

—Primero quitaré esto —con los nudillos le recorrió desde el hombro desnudo a lo largo del brazo, cerrando la mano en la suya, haciéndole girarla; cuando él tiró del lazo, el pedazo de cuero cayó al suelo mostrando el nombre de Douglas. Por cortos segundos miró el tatuaje antes de levantar el rostro y mirarle a los ojos. 

>>Lo siento, pero no puedo tener una sesión contigo —enojada tiró de su mano, liberándose de la sujeción. 

—Es un maldito tatuaje. Cualquiera puede tener un nombre tatuado en su piel. 

—Tú eres Holly, aquella Holly que pertenece a Douglas —cabreada y dolida se pasó la mano por el cabello. 

—Lo era, pero son tan leales entre ustedes que no puedes follarte a su ex —frustrada se pasó la mano por el rostro. 

>>Tus fotos estarán al finalizar la semana. 

Estaba lista para irse, había recogido la muñequera y ubicado en su lugar, pero su corazón seguía latiendo rápido, doliendo. Volteó a mirarlo. 

—Dile a Douglas que aclare que ya no soy de su maldita propiedad, que si quiero puedo tener un gangbang y que su jodido nombre no me detendrá —salió con rapidez y tiró la puerta.

You May Also Like

7 comentarios

  1. Omg......esto ya me dejo enganchada quiero masssss

    ResponderEliminar
  2. Ya quiero leerlo hace mucho q espero por la continuacion de está historia

    ResponderEliminar
  3. Siii!!!! Parece que Holly esta super dispuesta a dejarlo atrás, pero parece que él no ;)
    Besos gigantes!!!!
    XOXO

    ResponderEliminar
  4. Esto es muy fuerte, para cuando el libro. Q historia.

    ResponderEliminar
  5. Hola chic@s, les queria preguntar si alguna tiene Juego de Poder Vol. 1 para pasarmelo porque no lo puedo conseguir en ningun sitio web o en librerías. Se los agradecería muchisimo☺

    ResponderEliminar
  6. OMG!!! Cuando???? Has estado muy alejada y ya quiero leer este libro y saber como se resolvera todo entre este par!! Ya no me tengas con ansias please!!!!!

    ResponderEliminar
  7. hola me encanta cadenas
    alguien podria enviarme juego de poder a este correo
    elizabeth.herrera@estudiantes.fbio.uh.cu
    porfa mandenlo, gracias

    ResponderEliminar